7/15/2016

LIBERACIÓN ELECTRÓNICA [MI CORTO DE TESIS]

La intención de la entrada que estás leyendo no sólo es la de compartir mi corto, sino también contarte un poco sobre mi experiencia con la Tesis de Grado. Puede que alguien del otro lado se encuentre tan o más perdido que yo una vez finalizó el plan de estudios de la carrera de Artes Audiovisuales de la UNLP. Si ese es el caso, espero poder iluminarte aunque sea un poco.

El 19 de febrero de 2014, fecha en que rendí la última materia, recuerdo haber pensado que ya estaba; que lo que venía era un trámite. Desde el Taller de Tesis venía trabajando con una idea, la cual plasmé en imágenes. La historia me gustaba aunque podían corregirse bastantes cosas. Recién ese año acababa de adquirir una cámara que grababa en HD y contaba con mejores recursos. Un remake sonaba bastante bien como punto de partida.


Los días pasaron y la felicidad por haber terminado las cursadas se esfumó. Ya iba siendo hora de meterme de lleno en la Tesis y antes que nada, necesitaba encontrar un Director de Tesis. Así que escribí un par de páginas explicando lo que quería trabajar con la intención de mostrar a los profesores.

Y acá empezaron mis problemas...

Buscar un Director es complicado sino arrancás a hablar con tiempo. Yo quería a Marcos Tabarrozzi pero él es uno de los más solicitados junto a Gustavo Fontán y Alejandro Nigri. Cuando me acerqué a conversar con él, me dijo que no podía. Pero tuvo la amabilidad de ponerme en contacto con un profesor de su cátedra el cual fue ayudante mío en Realización 4.

El tipo resultó ser un colgado que casi nunca me contestó un mensaje. Aún así, admito que tampoco insistí lo suficiente y que le estaba tomando el gustito a eso de no tener que cursar todos los días y mirar cuanta serie se me cruzaba. Cuando la situación no dio para más, hice las valijas y volví a mi ciudad. Mientras buscaba correos electrónicos de profesores para mandar, decidí cambiar la idea del proyecto. Sí quería hacer algo relacionado con la ciencia ficción pero hacer un remake del proyecto de Taller de Tesis ya no me interesaba.

Como seguía sin conseguir Director, decidí volver a La Plata y salir a filmar. Pensaba que si mostraba imágenes en vez de palabras, se me sería más fácil dar con uno. No fue así pero lo que grabé a finales de ese año me serviría para bajar a tierra cosas con las que quería trabajar. El 2014 terminó con un sabor agridulce.


El período correspondiente a enero y marzo siguientes consistieron en dar forma al material que había grabado. Eso fue frustrante porque no había un elemento que uniera esas imágenes y la sensación de hacerlo por nada pesaba. De todas formas, me vinieron al pelo para probar efectos y filtros que utilizaría en Liberación electrónica.


Volví a ponerme en contacto con Marcos y de nuevo tuvo la amabilidad de pasarme los mails de dos profesores que estaban habilitados para ser Directores de Tesis. Y así fue como de una semana a otra, conseguí a Fernando Arizaga. Desde el primer momento estuvo predispuesto a colaborar conmigo y mostró absoluto profesionalismo a lo largo de los seis meses que anduvimos trabajando. El proyecto final no hubiese sido lo mismo sin el material bibliográfico y filmográfico que me proporcionó.

Cuando el guión y la propuesta estética quedaron zanjados, le tocó el turno al Anteproyecto. Instancia que en el 2014 se veía tan lejana. Acá Fernando me puso en contacto con su otro tesista y tuve el gusto de conocer a Ceferino Girino, cuya ayuda en esta etapa fue invaluable. Me encontré con un tipo que había pasado casi lo mismo que yo y coincidimos en lo complicado que era encontrar algún egresado al que consultar. Los pocos que había, se mostraban muy herméticos al respecto. Sumado a que hay muy pocos egresados del Plan Nuevo. Por eso, así como Ceferino compartió conmigo lo que sabía, yo comparto mi Anteproyecto.

Este no es otra cosa que una carpeta con tus datos, acompañadas de una fundamentación, una propuesta metodológica, un plan de trabajo y la bibliografía/flmografía. Esto tiene que ser breve, así que no te explayes demasiado. Tampoco es definitivo, el proyecto puede evolucionar. También se deben adjuntar dos cartas dirigidas a la Decana. Una tuya, en la cual solicitas dar inicio a la Tesis de Grado. Y la segunda del Director de Tesis, el cual corrobora haber estado supervisando tu proyecto y que da el visto bueno para que empieces. Cuando lo tengas listo, lo entregás en la oficina frente a la S.A.E. de la Sede Central. Una vez lo aprueben, te mandan por mail el Número de Expediente y listo. Oficialmente sos tesista.
Primer borrador del guión. Del Anteproyecto al resultado final, hubo varias modificaciones. 
Pero con eso no te alcanza para recibirte. A partir del momento en que te aprueban el Anteproyecto, tenés un plazo de tres años para entregar la Tesis. Yo no tenía intención de demorarme más y la segunda mitad del 2015 me dediqué a preparar el rodaje que se llevaría a cabo en octubre.

Entre medio, hice algunos esbozos de lo que sería la carpeta. Aquella en la que explicás el proceso y fundamentás lo que hiciste en el proyecto. Recomiendo ir a la Videoteca y retirar dos o tres Tesis. Las hay de todo tipo. Es un buen ejercicio y de paso mirás lo que hicieron otros compañeros. Podés pedir tanto las carpetas como los DVD's, lo cual resulta esclarecedor. A mi me gustó mucho el proyecto En la cima de Pamela Veneciano Colo; gran trabajo de arte y de sonido.

Liberación electrónica se terminó y entregó recién en febrero de 2016. Tenés que llevar al Departamento de la Sede Fonseca cinco copias de la carpeta y del video. Ahí te ponen en lista de espera y te piden que tengas paciencia. Entre tanto volví de nuevo a mi ciudad, empecé a trabajar y me avisaron a los tres meses que ya tenía Jurado. Con respecto a la Mesa de Evaluación, esta duró cerca de una hora. Primero proyectaron el cortometraje, me hicieron dos o tres preguntas puntuales y después pasaron a señalarme las virtudes y falencias del trabajo. Lo que vino a continuación fue positivo y puso punto final a esta etapa. Si te interesa, podés ver acá mi carpeta.

Y acá el cortometraje:

Link alternativo

En conclusión, lo de no conseguir Director de Tesis en el 2014 fue un golpe duro e inesperado. Pero no hay mal que por bien no venga, y supongo que ese parate sirvió de motivación para lo que vino en 2015. Un millón de gracias a la gente que me bancó y dio una mano a lo largo de ese camino. A José Marsellá, Noelia Mercado, Fernando Arizaga, Ceferino Girino, Nicolás Biscardi, Mauro Álvarez, Ana Paula Gaud, Agustín Echenique, Gastón Rodríguez, Debora Hellriegel, Marcos Tabarrozzi, Selva Cotignola... y tanta gente que estuvo apoyándome. Si me olvido de alguien sepan disculpar. No habría podido llevarlo a cabo sin ustedes y mucho menos sin mi familia, que me aguantó en todas. Estas líneas fueron para ustedes.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

DEMASIADA SANGRE EDICIÓN REMASTERIZADA

AL LADO DEL CEMENTERIO

TARKOVSKY, AQUEL HOMBRE

6 comentarios:

  1. Que buena onda la tuya! Te felicito por hacer de esta etapa algo menos fantasmal y oscura!!! Cuando me decida a encarar mi tesis, tendré en cuenta tus recomendaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Pablo. Me alegra un montón que te sirva de ayuda y muchos éxitos cuando encarés tu te tesis!

      Eliminar
  2. Muchas Gracias por compartir tu experiencia!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Pamela. Gracias a vos por leer y comentar!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola, Leonardo! Gracias a vos por tomarte un tiempo y leer. Espero que te haya sido de utilidad.

      Eliminar